Cuando conseguimos juntar a toda la familia en una reunión, evento o comida, nos gusta inmortalizar el momento con alguna foto que nos devuelva al buen rato que hemos pasado junto a ellos. La relación entre los miembros de la familia es verdaderamente especial y, por eso, este tipo de retratos, que buscan captar un sentimiento más que un sujeto, suelen ser más laboriosos que las fotografías individuales.

La coordinación, la dinámica, el reflejo de la personalidad de cada miembro y la interacción entre ellos son aspectos clave a la hora de sacar un buen retrato y crear las mejores fotos de familia. Seguramente no te conformas con la típica foto familiar en la que todos salís de pie y mirando a la cámara por lo que, si quieres una foto original, debes apostar por la naturalidad.

Deja que haya movimiento, que los niños jueguen y que los adultos hablen y, si aun así no te convence el resultado, prueba a aplicar los siguientes consejos.

Así conseguirás retratos de familia diferentes (y las mejores instantáneas para tu próximo video album)

Crea un ambiente distendido. No estás trabajando con modelos profesionales, ten paciencia, sé comprensivo y acepta propuestas para que todo el mundo esté cómodo. Si consigues crear un ambiente divertido y la familia se lo pasa bien, conseguirás que todo el mundo se relaje, las poses serán reales y las sonrisas naturales.

La ropa es importante. No hace falta que os compréis un atuendo especial para la ocasión ni que os vistáis todos con el mismo color, pero si es recomendable que prestéis atención al vestuario. Es preferible que escojáis ropa clásica para que la foto no pase de moda y colores que combinen los unos con los otros para que la foto sea armónica.

Localización correcta. Salid de casa y buscad rincones bonitos que os hagan sentir bien. Un parque, un bosque o una escapada a la playa son siempre buenas opciones para una foto en familia pero, si tienes claro que la foto será en interiores, trata de cuidar al máximo el fondo que finalmente utilizaréis. Una pared lisa es éxito asegurado.

Cuida la iluminación. Prioriza la luz natural frente a la artificial y procura que todos los miembros de la foto reciben una luz similar para que nadie se convierta en el único centro de atención. Utiliza el flash en interiores o si la foto es a contraluz.

Usa trípode. Prepara el encuadre para que, cuando tengas la cámara preparada, puedas incorporarte a la composición. Si además tienes un disparador remoto, podrás hacer cuantas fotos quieras a distancia, sin que la familia se mueva ni la composición cambie.

Experimenta con ángulos inusuales. Prueba perspectivas distintas y no te limites a hacer fotografías típicas. Juega con los planos. Utiliza planos detalles, primeros planos, picados… para conseguir la mejor foto.

Dispara en ráfaga. Si la familia es numerosa, lo mejor es sacar muchas fotos para poder elegir la que mejor salgan todos. Evitarás ojos cerrados, gestos desfavorecedores y poses forzadas. 

¿Ya tienes tus fotos? Ahora es el momento de guardarlas en un álbum que recuerdes toda la vida. Crea un vídeo personalizado con las mejores fotos de tu familia, con Movicuts. ¡El primero es gratis!

Categorías: Fotografía

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *